miércoles, 17 de enero de 2018

Marmolejo: Psoe, la peor derecha posible.

La que no vimos venir, ni hay cojones de echar.

Cuando, los que ya peinamos canas éramos jóvenes, tuvimos la oportuidad histórica de presenciar la defunción del dictador y, lo que se vino a llamar el ´cambio de régimen, la transición a la democracia, a muchos se nos quedaron grabadas en la memoria y la retina infinidad de frases, anecdotas y situaciones que, sin saber exactamente contextualizarlas o entenderlas en aquel momento, luego, con el tiempo, han ido dotándose de sentido y adquisriendo la verdadera importancia histórica  que en su día solo se intuía o ni siquiera eso.

Fraga, en su farragosa verborrea, explicaba una y otra vez, parafraseando a Churchill, que la democracia era el "menos malo de los sistemas políticos" y esto a muchos nos hacía pensar, desde nuestra bisoñéz, que qué de malo podría tener este esperado y providencial "cambio" de régimen. Lo único reprochable, tal vez, si hubiera algo, es que la libertad llegaba con cuarenta años de retraso. Bendita ignorancia.

Hemos tardado casi otros cuarenta años en darnos cuenta que de democracia, nada, que de cambio, nada, que de libertades, nada. La democracia se ha rebelado ser una especie de arcilla que en las manos adecuadas y con la connivencia de la candidez, confianza, desinformación y educación adecuada delpueblo, se puede modelar un sistema perfecto de represión, opresión, exclavitud y gobierno de unas castas elitistas y privilegiadas. Se ha revelado que la democracia, puede ser lo más antidemocrático que exista, que adulterada y cortada como las drogas, se convierte en veneno, lo más opresivo y engañoso que se le puede dar a los ciudadanos ansiosos de res publica, o gobierno del pueblo.


José Saramago, cuestionaba que no nos cuestionaramos la democracia, que no era real, que era falsa. Sus argumentos, impecables e indiscutibles, no por sabidos y sufridos por el pueblo, terminan por imponer solución o reforma alguna y es que lo podrido, lo que huel mal y hace que el pueblo se ahogue en su propio sueño democrático, es la clase política dirigente y sus amos económicos. Ahí se demuestra, es la prueba del nueve, que el corriente de los vecinos, la ciudadanía no tiene acceso a corregir el rumbo, que la dirección, gestión, beneficios, autoridad, gobierno y poder, reside en manos de unos cuantos, a costa, pesar, perjuicio y manipulación de la gran mayoría del pueblo. Es una trampa, un engaño, un continuismo del antiguo régimen, una farsa y una quimera, un timo perfectamente urdido y ejecutado, un nudo corredizo para el cuello de los obreros que cuanto más tiramos, más nos parieta y ahoga. Democracia si, pero esta no.

Marmolejo es uno de lo ejemplos  más sangrantes de la falta de democracia que se puedan dar y sufrir. Para la élite gobernante, para el sistema clientelar existente, perfectamente organizado y ejecutado, el gobierno de mayorías absolutas de una casta cerrada y privilegiada, y de unas cuantas familias es la garantía del mantenimiento de sus intereses particulares. Marmolejo es el ejemplo más claro y típico de la derrota y agonía de un pueblo, en manos de unos cuantos chorizos que, en nombre de la democracia y el socialismo, vinieron a salvarnos del franquismo, se adueñaron del cortijo y ahora no hay quién nos salve de ellos. Se han cargado hasta la soberanía popular, la han comprado, exiliado, sobornado, amenazado, desprestigiado, enfrentado, disuelto o simplemente les han quitado las ganas al personal de querer saber nada de política.

Cuando gobernó IU en Marmolejo se fomentaron las asociaciones de barrio, de comerciantes, de bares, de empresarios, de agricultores..., hoy y siempre, con el soe, solo funcionan las deportivas y las cofradías, que dicho sea de paso, merecen todo el respeto del mundo. Entendemos que los intereses de los marmolejeños, van más allá del deporte y la religión, que cualquier forma de asociación es loable y necesaria, pero hay que fomentar las que ayuden a vertebrar la sociedad marmolejeña tanto económica como socialmente. No basta con unirnos para practicar nuestros hobbys y creencias, sino que también hay que demostrar esta capacidad de organizarnos para sacar adelante la industria, economía y futuro, la convivencia y supervivencia de la colaboración y compromiso de la ciudadanía entendida como vecindad, viendo a Marmolejo como una suma de vecindades y vecinos y no como una coincidencia deorganizada de individualidades en torno a la voluntad caprichosa y poderosa de una élite gobernante, eso ya lo teníamos con Franco y lo hemos experimentado en exceso estos últimos treinta años con el soe.

No queremos, ni podemos permitirnos más a estos salvapatrias que nos están continuamente salvando de yo no sé qué, a estos profetas de lo que nunca llega, a estos charlatanes de feria con la promesa perfecta siempre en la cartera y la realidad lastimosa de un pueblo arruinado y dividido delante sin querer verlo. Marmolejo vive en una suerte de matrix en el que todos "dormimos"  mientras estos "máquinas" del partido  nos pintan un mundo irreal a la vez que se aprobechan de nuestro esfuerzo, nuestra confianza y nuestra vida. La verdad es que nos parasitan y viven sin dar golpe a costa de nuestros impuestos, nuestra pobreza y nuestra miseria.

Las personas, por naturaleza, y bien lo cuenta Eduardo  Galeano, tenemos miedo,  tememos lo desconocido y ante cualquier situación de incertidumbre o propuesta arriesgada de cambio de nuestras condiciones de vida, por mal que se esté, se tiende a conservar lo poco que tenga y a no arriesgarse a empeorar lo que ya es malo de por sí. De esto se aprovechan los políticos, esta casta sin escrúpulos que nos gobierna está especializada en cautivar votos preconizando desastres a los más vulnerables. Es repugnante que, en nombre de la izquierda, se mantenga un sistema a base de provocar miedo, de amenazar con la pobreza extrema en lugar de luchar contra ella.

El soe de Marmolejo lleva toda la vida convirtiendo a nuestros vecinos en un ejercito de enchufados, palmeros, pobres y pedigüeños a los que manipular y comprar con dos reales para luego amenazarlos con que si vienen otros se los quitarán. A estos gobernantes nunca les ha interesado que la clase trabajadora de nuestro pueblo, la mayoría, prosperara nunca; ellos piensan, saben, que un obrero independiente económicamente es autónomo políticamente y no se le puede amenazar, ni comprar, por eso y solo por eso, Marmolejo ha sufrido una ruina endémica y no quieren que levante cabeza.

Aquí se ha preferido siempre que nos enfrentemos y que emigremos, porque la prosperidad  y la unión entre vecinos en el municipio causa y ha causado pavor históricamente al soe. Estos socialistas de pacotilla han mantenido siempre que el empresario es de derechas y los obreos empobrecidos, son su garantía de mayoría absoluta. En Marmolejo, son estos crápulas y su ambición la que ha mantenido a este pueblo bajo mínimos y emigrando y nos mantendrán así mientras gobiernen. El paro, escaso y denigrante como alternativa a un trabajo, pero apetecible y lucrativo como sobresueldo, junto al reparto discriminatorio del trabajo en el Ayuntamiento, castigando a los que no son del partido negándoles el pan y la sal, así como la gestión del ayuntamiento y lo público confundiéndolo deliberadamente con el partido, para ellos es lo mismo, "lo que gestiona el consistorio es favor que se hace desde el psoe", la situación de prepotencia, abuso de los medios, cargos, información y del poder, así como un ejercicio continuo de revanchismo político, han garantizado y garantizan que el miedo y el clientelismo sigan dando mayorías absolutas a estos incompetentes, pero abariciosos sin límite.

En pueblos como Marmolejo, la mano de obra más cualificada, emprendedora o inquieta, los que han cursado estudios superiores y los que no se conforman ni tragan con el sistema impuesto, terminan emigrando y/o desinteresándose de la política. Los que quedan son fáciles de controlar; el partido ya lo purgó Relaño en su momento y aunque ahora hay muchas luchas internas, las mueven motivos económicos y no políticos, y ninguno de los aspirantes da la talla que tenía el antiguo alcalde, ya se encargó él de eso. Así que en pueblos, como Marmolejo, el partido socialista, en este Jaén profundo, arruinado y olvidado, emigrado y desestructurado, en este país de los ciegos, el tuerto es el rey. Y dios, y juez yparte, y dictador y pensamiento único y la peor derecha posible, la que no vimos venir y no hay cojones de echar. Pero yo sigo siendo republicano.

No critico al PP porque en ellos mismos está implicita la crítica, ellos siempre reconocieron que eran la derecha, e incluso cuando se rompió el pacto, era el PP de Marmolejo el que más luchó porque gobernara el soe. Tanto monta..., así que no pierdo el tiempo, ellos mismos se declaran neoliberales, antisociales, nostálgicos posfranquistas, bipartidistas, anti asmblearios y no quieren la democracia participativa. Nuna han engañado a nadie, son lobos, y van vestidos de lobos. Peores son los otros que bajo el título de demócratas y socialistas han impuesto su propia dictadura.




jueves, 11 de enero de 2018

miércoles, 10 de enero de 2018

Ya somos menos de 7000 marmolejeños..., y bajando.

Viene de foro-ciudad.com (Hay mucha información y muy variada en esta página. Merece la pena detenerse a echar un vistazo)
Por su interés nos hacemos eco de un comentario anónimo  
Marmolejo - Evolucion de la poblacion desde 1900 hasta 2017 

 Segun los datos publicados por el INE a 1 de Enero de 2017 el numero de habitantes en Marmolejo es de 6.968, 85 habitantes menos que el en el año 2016. En el grafico siguiente se puede ver la evolucion demografica que ha habido en el municipio a lo largo de los años, para ver cuantos habitantes tiene Marmolejo segun su edad podemos verlo en la piramide de poblacion. Si lo que interesa es saber cual es la poblacion de Marmolejo segun el lugar donde han nacido los habitantes (Continente, Pais, Comunidad Autonoma, Provincia, o Municipio) puede verlo en nuestro estudio demografico de poblacion segun lugar de nacimiento.  Leer entero

Garzón: "Señor Rodrigo Rato: espero que le condenen en los tres juicios ...

martes, 9 de enero de 2018

Es la hora de cortar esta dinámica enfermiza que está acabando con Marmolejo.

Al Psoe solo le importa su propia eternización en las instituciones, el pueblo somos el instrumento, víctima y huesped.

 Cierto es que el instinto de supervivencia domina a cada ser vivo desde el principio de los tiempos.

Cierto es que la ley del mínimo esfuerzo para conseguir el máximo rendimiento, también podríamos considerarla legítima y ordinariamente natural, frecuente, lógica e incluso necesaria. La economía prima a la hora de considerar nuestros actos y cuantificar el resultado consecuente de los mismos. Bien sabe dios que cada cual está obligado a la dignidad de mirar por su casa, su familia y todos los suyos. Lo contrario es fallar a un principio tan elemental y universal que no solo afecta a las personas, sino que la mayoría del reino animal lo sigue por puro instinto, el instinto de supervivencia.

Por el bienestar de los nuestros, por su futuro, por un mendrugo de pan, porque no les falte lo necesario, unos y otros peleamos a diario. En este mundo, no se regala nada; hay tres opciones: o trabaja uno mismo para vivir, o se vive del esfuerzo de los demás amparados bajo el paragüas del contrato social que nos obliga como colectivo a proteger y defender a los miembros menos favorecidos y mas necesitados de la sociedad, y por último solo queda otra forma de vivir y prosperar,  y es robando, en cualquiera de sus formas, llámese engañando y parasitando a la comunidad, explotando leoninamente la plusvalía del trabajo ajeno, practicando la usura sobre la desesperación y necidades de los infelices que se dejan atrapar en las redes del poder bancario, etc, etc...

En cualquier caso, y en roman paladino, las venas del obrero son las que sufren la sangría que alimenta a políticos parasitos corruptos, a sus amigos empresarios de progresivos pelotazos encadenados y los banqueros que compran a ambos para que hagan de manijeros en este sistema podrido.

Ni hay pan para tanto chorizo, ni el pueblo puede seguir así mas tiempo, ni la ambición de los explotadores tiene hartura. Por pura supervivencia, o nos desparasitamos o acaban con nosostros. Y hay que empezar por lo que tenemos más a mano. Clama al cielo que todavía aguantemos a la catelfa de chupopteros, malandrines, inútiles y tarugos que gobiernan el Ayuntamiento de Marmolejo, gestionando lo de todos a la cuenta la vieja y chuleándonos a diario en nuestras narices.

Este es un sistema instaurado, de libro, una plaga bíblica, una enfermedad endémica, una ruina perpetua que dura ya más de lo que puede aguantar la paciencia y los recursos de un pueblo. El pacto del psoe con el franquismo, la estafa a las bases, el caciquismo descarado y la impunidad judicial que acarrea, junto a la inmunidad política que disfrutan, es un martirio que no hay sociedad que lo resista. Dicen que nunca segundas partes fueron buenas, pero en este caso les ha salido bordada, esta postrera etapa neofranquista en la que los privilegiados son los dirigentes socialistas que se vendieron, y siguen vendidos, a los poderes fácticos a cambio de esa impunidad e inmunidad de la que hacen gala y de tener las manos sueltas y ejercer de reyezuelos en sus particulares ínsulas de barararia.

El sistema quiere eternizarse; nos quieren convencer de que antes que ellos no había nada, dictadura, y preconizan que después de ellos no puede haber nada..., no importa pues que haya democracia, ni elecciones, no les importa el pueblo, para ellos solo es importante, vital, imprescindible, que pase lo que pase, el día siguiente a las elecciones sea el dia de la marmota y así se repita eternamente. Es una pesadilla, un círculo vicioso, una paradoja temporal repugnante, que todo, todo, todo lo que se haga sea, funcione, vaya encaminado y tenga un único sentido y propósito, para que en nombre de "el cambio", nunca cambie nada.

Parasitos de por vida, sin oficio ni beneficio es la propuesta del soe marmolejeño, jiennense y andalúz. Liendres y huevos, que no hay zotal que pueda con ellos, ya que en ello le va la vida y luchan por su supervivencia como especie parasitaria, como se lucha primariamente. Son generaciones dedicadas solo y exclusivamente al partido, no saben hacer nada que no vaya encaminado a dar de comer a los suyos de lo público, por pura supervivencia. No saben trabajar en nada, ni quieren; la política, o lo que ellos creen que es la política es a lo que se agarran como a un yerro ardiendo. Pero eso que esta gente, estas criaturas devoran, es nuestro sudor, nuestro pan, nuestra sangre, nuestras oportunidades, nuestro dinero, el futuro nuestro y el de los nuestros, nuestra salud, nuestros sentimientos, nuestras ilusiones y nuestras esperanzas, estos `parásitos se comen nuestro pan, nuestros recursos, nuestros sentimientos y nuestra dignidad, sin dar absolutamente nada a cambio. Porque si dieran algo a cambio, ya no serían vividores, sino simbióticos, e incluso, si hicieran mínimamente su trabajo, llegarían a ser servidores públicos y entonces, solo entonces, se ganarían el pan y el respeto de la comunidad.

Pero solo producen asco, miedo, hartazgo, vergüenza ajena y desprecio, como cualquier especie parasitaria dedicada a picar, chupar la sangre y reproducirse eternamente. En sus manos somos víctimas de engaño perpetuo, todo es mentira, todo está diseñado para que ellos prosperen y nosotros estemos cada día más débiles y desorientados. Nos va la vida en cambiar el sistema, porque es cuestión de dejar de servir de alimento a los buitres y empezar a ser dueños de nuestro futuro. Tiene cojones que a estas alturas tengamos que reivindicar que no somos ganado, aunque nos traten como a tal. Es la hora de cortar esta dinámica enfermiza que está acabando con Marmolejo.

domingo, 31 de diciembre de 2017

jueves, 28 de diciembre de 2017

Ya nos han robado la cartera, ahora nos tratan de tontos.

¿Es Andalucía la dictadura perfecta? 
Viene de LaRepública.es
Leer entero

Al mismo tiempo, este video circula insistentemente por las redes.

También otros...
 ..., y otros.

CANTO A LA LIBERTAD - LABORDETA

martes, 26 de diciembre de 2017

EN ESPAÑA ES MAS FÁCIL QUE PASE UN CAMELLO POR EL OJO DE UNA AGUJA QUE UN POLÍTICO POR LA PUERTA DEL JUZGADO.



España se sitúa al nivel Botsuana en independencia judicial, 
según el último estudio del Foro Económico Mundial. El informe, publicado el pasado 26 de septiembre, elabora un índice que mide como de independiente es el sistema judicial de un país de las influencias por parte de gobiernos, personas o empresas. Así, para encontrar al Estado español hay que bajar hasta la posición 58, de 137 países analizados, con un índice del 4,2, por debajo de Kenia, China, Arabia Saudí, Malta o Egipto.
 LEER ENTERO

domingo, 24 de diciembre de 2017

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada