jueves, 24 de septiembre de 2015

La tormenta económica perfecta, quizás el único mérito innegable de la gestión "socialista" marmolejeña.

Marmolejo se ahoga, mientras sus gobernantes navegan de lujo en la abundancia.
¿Ahora qué? ¿Lamentarse? ¿Ajo y agua? 

Se le niega el agua y la sal al pueblo. De un plumazo se han cargado la esperanza  y el futuro, no se puede caer más bajo. Ruina, ruina y ruina. Con más de veinte millones de deuda, ahora la Justicia recomienda devolver los cinco de la Dehesilla y al mismo tiempo se reclaman tres por prestamos para hacer el polígono, al mismo tiempo que los compradores de suelo de ese mismo polígono, timados y desesperados se empeñan en reclamar cuatro millones y medio de euros más.

A los vecinos de Marmolejo, se nos viene encima un tsunami de deudas que pueden superar los treinta millones de euros, cinco mil millones largos de pesetas. Deuda generada, producida, provocada y creada por los mismos que están gobernando ahora. Ruina, ruina, ruina...

Ruina que se intenta atajar subiendo el sueldo del alcalde y negándole el agua a unos huertos sociales que solo sirven de distracción a algunos de los vecinos más castigados por la falta de oportunidades de trabajo a las que la deuda y los irresponsables que gobiernan los condenan.

La deuda limita gravemente las prestaciones que, por parte del Ayuntamiento, reciben los marmolejeños, el dinero que debería de ir a proporcionar trabajo y cobertura social, se va a pagar la deuda, y la incompetencia de los gobernantes causantes de la misma solo agrava las catastróficas consecuencias de sus actos politizando hasta extremos nauseabundos el escaso margen de maniobra que les queda.

Marmolejo está en manos de lo peor de cada casa, por supuesto de lo peor de la casa socialista. Incompetentes demostrados, crápulas profesionales que solo saben vivir a cuerpo de rey a costa de sus vecinos y que no conocen los límites de su ambición.

Marmolejo ya no puede más. No cabe más ruina, no podemos cargar a los vecinos con más deudas, desesperanza y desazón, no es justo. Es una villanía, una tomadura de pelo bestial, una broma macabra que los marmolejeños no están dispuestos a soportar ni un minuto más, pero que los gobermantes, en nombre de un "socialismo" muy sui generis,  hacen tragar a los humillados vecinos, día tras día, exhibiendo con impunidad, como si fuera la placa de un policía corrupto, su mayoría absoluta.

Mayoría absoluta, pseudo socialista, que en Marmolejo se manifiesta como la macabra aplicación de la eutanasia económica, social, cultural y asociativa a toda una comunidad, a todo un pueblo para que no levante cabeza. Marmolejo agoniza a manos de la codicia de unas sanguijuelas que lo ven como su particular gallina de los huevos de oro.

Esto no es socialismo, esto es otra cosa. Este reinado absolutista al estilo de  tanto monta, monta tanto..., tanto trinca, trinca tanto..., no deja a nadie impasible. Nadie en Marmolejo tiene ninguna duda de que tantísimos millones manejados y una deuda contraida sin control alguno encierran algo más que un desliz administrativo o una gestión descuidada. Nadie duda que se ha manejado muchos millones sin medida alguna de garantía legal o económica, sin ton ni son, sin control ni medida, sin luz ni taquígrafos, por la puerta falsa, sin saber ni querer dar explicaciones al respecto, sin precedentes, sin remordimientos, y dejándonos como única consecuencia, que vuelven a por más.

Quieren dar la impresión de que esto ni los jueces pueden o quieren desliarlo, que apenas se investigan los años oscuros del caciquismo cristobista, no hay nada que hacer, que nunca se llega a ningún sitio, que es territorio escabroso y de dificultad extrema para seguir la pista del dinero, que no hay voluntad de llegar a ningún sitio, que 5.000.000.000 de pesetas bailando sin control son como una tormenta de arena que borra el rastro de todas las huellas. Es la tormenta económica perfecta, quizás el único mérito innegable de la gestión "socialista" marmolejeña.

Hoy, por eso mismo, Marmolejo se ahoga, mientras sus gobernantes navegan de lujo en la abundancia.

Por cierto, arrancar a golpes la placa conmemorativa del arreglo del Ayuntamiento solo por no soportar ver el nombre del anterior alcalde, no es un gesto que honre al actual equipo de gobierno. NI fallarles a los empleados municipales en todas las promesas que se le shizo, no es un gesto que honre a un compañero de partido y de sindicato, verdad Manolo. Ni volver a los tiempos en los que el Alcalde se dedicaba a regalar jamones como si fueran caramelos, a costa del pueblo,  no es propio de una persona que tiene mucha ruina que gestionar, sino de un inconsciente o un truan que piensa aquello que "de perdidos al río" y puestos así, lo que hay es que rentabilizar el despilfarro y disimularlo en lo posible, siempre cargando a otros sus facturas, porque se cree que es mejor y superior a sus vecinos, un elegido para ser servido por su pueblo, un iluminado por la gracia del partido, un prenda que  ya nos ha arruinado y no se ve harto ni en un verde. Ya solo nos queda intentar evitar que encima se limpie en las cortinas.



miércoles, 2 de septiembre de 2015

la mayoría de los olivareros esperan ya con impaciencia...

    1. Por su interés publico como entrada este comentario 
    2. Una por San Juan.....
    3. El otoño se avecina y la mayoría de los olivareros esperan ya con impaciencia la llegada de esas primeras y milagrosas lluvias septembrinas que aseguren una cosecha que se prevée aceptable aunque todo esté aún pendiente de un hilo. 
    4. Ahora el mayor temor en los corrillos aceituneros es que esas anheladas precipitaciones se pudiesen retrasar hasta octubre en lugar de septiembre y entonces para muchos olivares, sobre todo de la sierra ,donde los suelos retienen poca humedad, el drama podría adquirir dimensiones de catastrofe, pues ya no soportarían un día más la larga sequía de casi nueve meses que se ha visto agravada por las altas temperaturas que hemos venido padeciendo desde mayo. Lamentablemente todo podría irse al garete. 
    5. Si eso fuese así y no cayera nada en las próximas semanas entonces muy probablemente estaríamos ante un tercer año de escasa cosecha con todo lo que ello conlleva: paro, falta de ingresos, emigración, ausencia de actividad económica, etc, etc. Esa incertidumbre, a fecha de hoy, es lo que mantiene a muchos propietarios noqueados, situación que se ha evidenciado en el escaso número de operaciones de inversión, realizadas en la última edición de la Expo Marmolejo.
    6. Por sectores o pagos el estado de nuestro fruto redentor es bien diferente. Por ejemplo, en las manchas de toscas, sobre todo de la zona de Cerrada, Aragonesa, Campiña y Dehesa del Hormazal, parece que el olivo está aguantando mejor los envites climatológicos. Son en general terrenos con componentes arcillosos-calizos capaces de absorver y conservar la humedad durante más tiempo. Sin embargo las areniscas o “coloraos”, donde ha habido gran pérdida de suelo en los últimos 40 años por el mal uso de las prácticas de laboreo, y la roca ha aflorado a la superficie, la aceituna está arrugada y en claro proceso de deterioro.
    7. Las llanuras de Ribera y las quebradas de las Torrecillas lo están pasando mal. No digamos ya los calerizos de Cerro Parejo y Lotoro donde la piedra jabaluna aflora con intensidad; aquí la cosecha está casi completamente perdida. Se mantienen muy frescos, no obstante, los olivares limosos de algunos rincones de Cerrada, como las llanuras de Mazuelos, y los llanos del Cañuelo. 
    8. En buen estado se encuentran también las plantaciones de nuestros ruedos en pagos como Calañas, Camino del Barco, Camino del Cerro y en los terrenos profundos y rosáceos-oscuros de la más apartada Aragonesa. No ocurre lo mismo en las laderas de Ropero, Mirabuenos y Cerro San Cristóbal donde el olivo presenta ya una importante falta de hidratación y su color se vuelve dramáticamente amarillento. Ya es conocido de todos que en ese pago los “legamos” están muy altos e impiden la filtración hacia el subsuelo de las humedades imprescindibles para el tórrido y seco verano. 
    9. Finalmente en los subpagos del Inglés, Cortijo del Habanero, Ahumada y Montecillo se detecta mayor frondosidad en la planta y un mejor tamaño del fruto. También parecen mantener el tipo las toscas y chinarrales de La Fresnadilla, Cañada de las Papas o los capiñegos de Casillas Blancas, Casillas del Marqués y Casilla de Marina. Por su parte los chinarrales en torno al arroyo de los Ebreros se presentan igualmente con buen estado de la planta, pues es de todos conocido que la china actua habitualmente como elemento filtrante y mantenedor de la humedad, a pesar de ser luego un elemento incomodo en las tareas de recolección.Pero por si acaso y al final todo saliese a pedir de boca, porque la predicciones metereológicas fueran las más óptimas, nuestra cooperativa “San Julián”comandada en la actualidad por un competente equipo directivo liderado por el señor Galindo, y que viene demostrando con creces su capacidad y eficacia en la gestión, ya se dispone a preparar la maquinaria para que todo esté a punto para cuando nuestro “oro líquido” llegue hasta las tolvas y molinos transportado por esos tenaces y avezados tractoristas en cuyas amenas tertulias de necesaria espera, comentaran las incidencias más destacadas de cada jornada y anhelarán que el precio en las futuras liquidaciones sea el más ventajoso posible.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada